Tras haber ido a Marruecos por primera vez, y no haber experimentado ninguno de los famosos baños árabes que hay allí, y para no quedarme con las ganas, lo que viene a la mente, es ir a uno cerca de casa y sumergirse dentro de la historia y la relajación en el Hammam Al Andalus Málaga. 

Entrada al edificio del Hammam Al Andalus Málaga

Muchas veces había oído de este lugar, que tras visitar Marruecos y estando listo por empezar otros viajes por el mundo, es la oportunidad de reservar la invitación e ir al Hammam Al Andalus en Málaga.

Un excéntrico lugar, muy bien ubicado cerca de la Calle Larios, exactamente en la Plaza de Los Mártires, donde antes fue la Medina de la ciudad y junto al famoso Museo Carmen Thyssen. Ambiente perfecto para ir sintiendo un pasado nazarí, que se mantiene vivo en este recinto.

Interior del Hammam Al Andalus Málaga

¿Visitar este lugar antes de viajar?

Sí, exactamente, porque creo que no solo es recomendable, ir a estos lugares después de pasear y caminar por las ciudades.

También es oportuno hacerlo en cualquier momento, porque el cuerpo necesita mimos y cuidados, después de estar frente a los ordenadores, después de una reunión por diversos motivos, después de un fin de semana con mucho movimiento, y un largo etcétera. 

Experiencia en el Hammam Al Andalus Málaga

A llegar a las instalaciones, ya comienzas a sentir la vibra de un pasado, desde la recepción, donde te atienden amablemente, dispuestos a ayudarte desde el primer contacto.

Una vez listo, te diriges a disfrutar de los ambientes que cuentan este recinto de estilo nazarí, para dejarte envolver en la historia, sin relojes, sin móvil, sin nada más que la entrega a la relajación y desconexión, aunque por poco tiempo, serán fastuosos momentos.

Camino a la experiencia Hammam Al Andalus Málaga

Uno de los ambientes principales, es una especie de terma gigante con agua templada, que es muy armoniosa, tras mirar hacia arriba y el infinito sientes realmente la relajación en una perfecta alineación, con la luz natural que emana de los cielos, que hacen que olvides todo lo que existe fuera.

Hammam-AlAndalus-Malaga-5957

Vas pasando a las diferentes zonas de agua, tanto caliente, templada y fría, que harán sentir a tu cuerpo, un beneficioso contraste de temperaturas, hasta que llega el momento, cuando el personal te avisa que es el turno del masaje que escojas, en este caso el Kessa tradicional, durante unos 15 minutos.

Hammam-AlAndalus-Malaga-5976

Recostado en la piedra caliente típica de un hammam, sentirás cada fricción de limpieza profunda en tu cuerpo, con el guante de fibra de algodón, mientras tu olfato se impregna, del agradable aroma del jabón de uvas rojas.

Entre baño y baño, date una escapada a la zona de reposo para ir tomar té árabe o hidratarte con agua, momento que podrías socializar con las demás personas que estén por allí, asimismo puedes darte entre cambio de temperaturas, un tiempo para la sala de vapor, continuando el proceso de desconexión y total relajación.

Baños árabes Hammam Al Andalus Málaga

Cuando escuches una melodiosa campanilla, es indicación de que la sesión de desconexión y relajación sintiendo la historia nazarí, por ahora ha terminado.

Hammam-AlAndalus-Malaga-5963

Es hora de volver al vestuario, prepararte e irte a casa, esperando volver muy pronto.

¡Mimar a tu cuerpo es posible! 🙂 

Vestuario Hammam Al Andalus Málaga

Destacar, que también existen otras sedes del Hammam Ál Andalus: Madrid, Granada y Córdoba. 

Puedes encontrar mayor información sobre de paquetes y ofertas a través de la web de Hammam Ál Andalus.

Cuéntame ¿Has tenido alguna experiencia en los baños árabes o baños turcos?