El Pozo de los Humos: la cascada perfecta en Salamanca

El Pozo de los Humos en Salamanca
La catarata o cascada El Pozo de los Humos en Salamanca. Imagen: jav4ier8 en Flickr.
El Pozo de los Humos es una cascada de las más espectaculares de Europa en la provincia de Salamanca, a unos 90 kilómetros desde la capital provincial.

Hay lugares naturales en España que simplemente pasan desapercibidos y la cascada El Pozo de los Humos en Salamanca, es uno de ellos. Hoy, gracias a la ruta que hizo un amigo, te contaré cosas de este bello paraje que solo los de la provincia de Salamanca, conocen.

Curiosidades y datos para visitar El Pozo de los Humos

El nombre proviene del ‘humo’ generado del fuerte caudal debido a las lluvias. En esos tiempos es cuando visitar El Pozo de los Humos porque se parece más a una catarata, ya que el agua cae con mucha fuerza sobre la piedra granítica. La niebla o espuma que invade el lugar, da como resultado el paisaje más característico y por eso su fama como El Pozo de los Humos.

Esta maravilla natural según National Geographic, está situada como cascada del río Uces (un afluente del río Duero a su paso hacia Oporto). Además, abarca los términos municipales de Masueco en su margen izquierda y de Pereña de la Ribera en su margen derecha, al noroeste de la provincia de Salamanca en la comunidad de Castilla y León.

Asimismo, es uno de los lugares de mayor atractivo turístico del Parque Natural de Arribes del Duero, por su caída de agua de 50 metros (dos menos que las Cataratas del Niágara).

Cómo llegar al Pozo de los Humos desde Salamanca

Lo primero hay que saber que la distancia desde Salamanca capital son unos 80 – 90 kilómetros, puedes ir en coche por Ledesma, Trabanca, Masueco o por Vitigudino; La Peña o Pereña de la Ribera. La visita se da desde dos lugares o zonas diferenciadas.

¡Info!  12 datos y curiosidades sobre Málaga que no sabías
Vista de la caída de El Pozo de los Humos desde el mirador de Masueco.
Vista desde el mirador de Masueco. Imagen: Ajfcampos.

Desde Masueco

Se baja por la senda de La Roblea que lleva hasta el nacimiento de la cascada, donde disfrutar de una rústica pasarela-mirador de madera, anclada en la roca y donde sentir la bruma del agua por su cercanía. Es la zona más atrevida y llena de adrenalina.

Desde Pereña de la Ribera

Hay que bajar por el sendero de Palla Rubia hasta llegar a un pequeño estanque formado por las aguas de tan angosta caída. Asimismo, por esta senda, se pasa por una cueva natural con pinturas rupestres.

Otros artículos sobre Castilla y León

2 comments
  1. En definitiva que ese es un lugar hermoso, ya quisiera ir de visita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like