Hay quien dice que ir a solo a “dormir” a la capital británica, es un pecado. Y claro está, que no podrás ver o hacer muchas cosas en una sola visita, a esta muy dinámica metrópolis. De todas formas, si aún no has ido, es hora de ponerle remedio, para que así puedas disfrutar de las oportunidades y momentos en un majestuoso fin de semana o 48 horas en Londres.

48 horas en Londres, lo clasico y esencial

Si es tu primera vez en Londres, vamos con lo “clásico, esencial y casi imprescindible” para disfrutar de dos días intensos en esta cosmopolita locación. ¿Estás listo?

El Inicio de las 48 horas en Londres

Lo primero que vas a notar en sus -a veces- abarrotadas calles, a los clásicos taxis y mucho rojo por los buses y cabinas telefónicas, que aún pocas quedan operativas en la gran ciudad. 

Los famosos buses rojos.

Los famosos buses rojos.

A falta de una. 4 cabinas telefónicas. 48 horas en Londres.

A falta de una. 4 cabinas telefónicas. En la City of London.

Vamos a suponer que llegues un viernes por la tarde-noche en las 48 horas en Londres –fin de semana- que tienes previsto.

Clásicos y elegantes Taxis. 48 horas en Londres.

Clásicos y elegantes Taxis en Londres.

Podemos empezar a ver la ciudad de noche o ir a un pub a por una buena cena y combinar con una pinta de cerveza. Hay muy buenos pubs por la zona de Westminster.

The Sherlock Holmes. 48 horas en Londres.

The Sherlock Holmes. Londres.

Quizás llegues al atardecer.

El Támesis desde el aire. 48 horas en londres

El Támesis desde el aire. Aterrizando en London City Airport.

De todas formas te sugiero visitar la zona de Westminster. Esta famosa área que has soñado, así que, por qué esperar tanto. 

Westminster. 48 horas en Londres.

Westminster.

Busca el ángulo perfecto para inmortalizar esa postal que tanto imaginabas. Hazte fotos con el famoso box rojo, con el Big Ben. Combina tu foto con el mítico bus que está pasando por tus narices. 

¡Haz que sea tu momento!

Una clásica postal. 48 horas en Londres.

Una postal de Londres.

Si te sientes cansado, vamos al alojamiento, que al día siguiente empezamos temprano, ya que nos espera mucho por hacer.

El mítico hotel Savoy. Londres.

El mítico hotel Savoy.

Tampoco tengas prisa, que 48 horas en Londres no da para tanto, siempre hay que dejar una excusa para volver. ¿A qué sí?

Al día siguiente…

Una vez que hayas cogido fuerzas con un desayuno, tal vez con un English breakfast.

Un clásico desayuno inglés. 48 horas en Londres.

English breakfast. Un clásico desayuno inglés.

Vamos a empezar el día con fuerza, qué te parece si vamos a Trafalgar Square. Por esta zona hay mucho por hacer.

Si eres de museos, aquí se encuentran dos de los más importantes del Reino Unido: National Gallery y National Portrait Gallery, ambos con acceso libre.

En este enlace encontrarás información sobre los museos top de Londres. 

Museos gratuitos en Londres.

Trafalgar Square. The National Gallery de fondo.

Si estamos por aquí cerca de las 11:30 am, hora del cambio de guardia en Buckingham Palace, dirígete hacia allá. Toma en cuenta estar por esos lares, antes de esa hora, ya que hay mucha gente expectante por este espectáculo. 

Buckingham Palace. 48 horas en Londres.

Buckingham Palace.

El famoso Cambio de Guardia frente a Buckingham Palace. 48 horas en Londres

El famoso Cambio de Guardia frente a Buckingham Palace.

No te desesperes si ves mucha gente. Si te acomodas cerca de Green Park puedes ver el espectáculo con tranquilidad.

Green Park. 48 horas en Londres

Green Park, cerca de Buckingham Palace.

Una vez saciada tu curiosidad de este conocido ritual monárquico, regresemos a la movida londinense. Toma tu cámara y vamos hacia Green Park station, hacia la salida de la famosa calle Picadilly.

Ritz Hotel en Picadilly. Londres.

Ritz Hotel en Picadilly.

Y vamos por más…

Camina por esta vía, hacia Picadilly Circus, un encuentro colorido con muchas vías. Por aquí se encuentran el museo Ripley’s Believe it or Not y otras atracciones como Bubba Gump Shrimp, por si te apetece comer algo.

Picadilly Circus. Londres.

Picadilly Circus.

Si sigues por Coventry Street hacia Leicester Square, puedes sumergirte en el mundo M&M’s World, compra souvenirs, échate fotos sin parar. 

Frente a este tienda, hay un reloj suizo, que cada cierto tiempo te brinda un espectáculo de unos 15 minutos, por si tienes la ocasión de verlo. 

Exteriores de M&M's - Leicester Square.

Exteriores de M&M’s hacia Leicester Square.

Si aún no has comido, por Leicester Square hay un sinnúmero de lugares para probar un bocado o sentarte plácidamente a comer. Muchos teatros cerca, también. 

Leicester Square. Centro de Londres.

Leicester Square.

Ahora el turno de disfrutar de un ambiente de teatros.

Si te va bien el inglés ¿Por qué no ir a ver un espectáculo en algún teatro de Londres? Puede ser por la zona de Covent Garden o zonas cercanas.

The Lion King en el Lyceum Theatre es una buena opción, muy cerca de Strand. O puedes ir al Palladium muy cerca de Oxford Circus

London Palladium. Londres.

London Palladium.

Después de la función teatral, o puede ser antes, dependiendo de tu elección y de la hora de la función, te recomiendo una cena alrededor, ya sea en un restaurante o pub.

The White Hart. Pub en Londres.

The White Hart.

Te en cuenta que en Londres, en muchas zonas suelen cerrar temprano. 

Ha sido un día intenso, es hora de dormir…

El hasta Luego

Y digo hasta luego, porque es posible que tengas ganas de regresar a la gran ciudad.

Recién amaneces en tu tercer día de las 48 horas en Londres. Puede ser que lo primero, es dejar listo tu equipaje para volver a casa o volar a otro destino en la tarde-noche.

Pero aún hay tiempo -si te lo planificas bien- para seguir disfrutando de Londres. 

Podemos comenzar el día subiendo a The Monument (Monument station) o si reservas con anticipación desde el mirador gratuito en el Sky Garden, en el edificio 20 Fenchurch Street, también muy conocido como el “Walkie-Talkie”.

The Monument desde abajo. Londres.

The Monument desde abajo.

El Edificio 20 Fenchurch Street. En su cima, se encuentra el Sky Garden.

El Edificio 20 Fenchurch Street. En su cima, se encuentra el Sky Garden.

Luego vamos a la zona de Tower of London y Tower Bridge. Camina sobre este famoso puente y cruza del otro lado para verlo de lejos, pero con una toma espectacular desde el City Hall. Disfruta e inmortalizas esos momentos.

Tower Bridge. Londres.

Tower Bridge.

Tower Bridge visto desde el City Hall. Londres.

Tower Bridge visto desde el City Hall.

Muy cerca está –hacia London Bridge station- si aún tienes tiempo, puedes subir –previo pago allí o por internet- a uno de los edificios más altos de Europa: The Shard, las vistas desde aquí son espectaculares.

The Shard desde el suelo. Londres.

The Shard desde el suelo.

Es hora de ir a tu alojamiento, coger tus cosas e irte al aeropuerto, que hay mucha distancia hacia todos los aeropuertos que sirven a Londres, salvo el London City airport.

Liverpool Street Station. City of London.

Liverpool Street Station.

Hall principal de embarque de London City Airport. Londres.

Hall principal de embarque de London City Airport.

Hasta pronto Londres…

Tower Of London. Torre de Londres.

Tower Of London.

Es cierto, que 48 horas en Londres no da para conocer todo. La gran ciudad ofrece mucho a sus visitantes. Es que realmente hay mucho qué ver y hacer en esta metrópolis. 

Voyage Privé

Si estás animado a descubrir la ciudad por ti mismo, date una escapada de dos días o un fin de semana a Londres con Voyage Privé. 

Voyage Privé, es el primer club privado de venta de viajes online. Están en España desde 2008. Te ofrecen diversas y exclusivas ofertas de hasta un 70% ya sea para Londres o para otros destinos.

Para más información, en su respectiva web: Voyage Privé.

Nota: Este artículo es producto de una colaboración con Voyage Privé. Todo el contenido, incluyendo los textos y fotos son de mi autoría. 

¿Qué te pareció en Londres en 48 horas, qué podrías añadir?