Esta preciosa ciudad francesa, tiene uno de los mejores mercadillos navideños del mundo. Según las fotos que pude ver, tiene muy bien ganado esa enorme distinción. Aunque por poner una excusa, el frío no es mi mejor aliado a la hora de buscar viajes por el mundo, y si tengo la oportunidad de viajar a Estrasburgo para ver y vivirlo en primera persona, no me importaría en lo absoluto, pues seguro que con un buen abrigo podré cubrirme del intenso clima que hay en la blanca navidad, con nieve incluida.

Viviendas coloridas en la Plaza de la Catedral o Place de la Cathédrale.
Viviendas coloridas en la Plaza de la Catedral o Place de la Cathédrale.

Poniendo un punto y aparte, en este artículo quiero acercarte a esta ciudad que hace frontera con Alemania, para que tengas muchas ideas, y así puedas decidir que ver en Estrasburgo en uno a tres días mágicos, dependiendo de tus planes.

Visitar Estrasburgo con la Strasbourg Pass de 3 Días: crucero, museos y más

Antes de continuar con las recomendaciones de qué ver en Estrasburgo, déjame hablarte sobre la tarjeta turística de la ciudad. Es la “Strasbourg Pass” que en realidad es un talonario, ideal para mover tu cuerpo en Estrasburgo.

Los precios actualizados al 2019, son 19,50 € por adulto y de 10 € a 15 € para los niños. Este pase te permite descubrir por 3 días consecutivos los monumentos y las áreas imprescindibles de la ciudad en total libertad sin guía turística, así como entradas gratuitas y muchos descuentos.

Para comprar lo puedes hacer en este enlace o si ya estás en la ciudad, acude a la Oficina de Turismo de Estrasburgo para adquirirla, ubicada a un lado de la hermosa Catedral. Desde aquí, agradezco al personal por la expedición de los pases de cortesía para disfrutar de Estrasburgo en tres días, y sí que saqué provecho de esta ventaja.

La Strasbourg Pass en Estrasburgo, la capital de Alsacia en Francia.
La Strasbourg Pass en Estrasburgo, la capital de Alsacia en Francia.

Cosas que ver en un día o tres en Estrasburgo

¡Quién lo iba a decir! Esta preciosa ciudad francesa llena de postales no estaba en mis planes de viaje para el verano y entró por mis ojos y directo al corazón.

Inicialmente la idea era estar dos días en Estrasburgo pero me enamoré y quise disfrutar más de la ciudad a mi ritmo y a fuego lento, así que agregué un día más al itinerario. Eso es lo bueno de los viajes por carretera o road trips, que puedes modificar cosas a tu antojo con cierta soltura e independencia sin tanto estrés.

Casas adorables en Estrasburgo.
Casas adorables en Estrasburgo.
Ventanas en una cada de estramado en Estrasburgo.
Ventanas en una cada de estramado en Estrasburgo.
Hay que fijarse en los detalles en Estrasburgo.
Hay que fijarse en los detalles en Estrasburgo.
¡Parece un ciudad de cuento!
¡Estrasburgo parece un ciudad de cuento!

Por donde visitar Estrasburgo

Para visitar Estrasburgo al inicio, te recomiendo ir directo a la Plaza de la Catedral, o Place de la Cathédrale (en francés). Este punto es el centro neurálgico de la ciudad, y por donde “sin querer” pasarás más de una vez.

Una vez allí verás que todo es fácil de caminar hacia los lugares de interés imprescindibles que enumero a continuación.

La Plaza de la Catedral, o Place de la Cathédrale en francés.
La Plaza de la Catedral, o Place de la Cathédrale en francés.
Algunos artistas en plena plaza durante el verano.
Algunos artistas en plena plaza durante el verano.
Preciosas casas en la plaza de la catedral en Estrasburgo.
Preciosas casas en la plaza de la catedral en Estrasburgo.

1. La Catedral de Notre-Dame de Estrasburgo y sus experiencias

Por dentro te vas a deiletar con sus detalles preciosos, y también por fuera, la Catedral de Estrasburgo de 142 metros del altura, está situada en pleno centro histórico de la ciudad y forma parte del apreciado listado del Patrimonio de la Humanidad, mención concedida en 1988. Si deseas puedes reservar un tour guidado sin colas en la catedral.

Espectacular catedral de Estrasburgo.
Espectacular catedral de Estrasburgo.

Este edificio de estilo gótico tardío fue construido con una pausa increíble, o al menos es lo que me indica entre los años 1015 y 1439. Si conoces París, verás que esta catedral te parecerá “algo” conocida, ya que tiene el estilo del famoso templo religioso en la ciudad de la luz y el amor.

Llamó mucho mi atención el color de sus paredes en el exterior, de arenisca rosa que va cambiando de acuerdo a las horas del día y la luz.

El color llamativo de la catedral de Estrasburgo.
Detalles de la catedral de Estrasburgo en Francia.
Detalles de una de las puertas de la catedral de Estrasburgo en Francia.
El gran rosetón de la catedral.
El gran rosetón de la catedral.
Bello interior de la catedral de Estrasburgo.
Bello interior de la catedral de Estrasburgo.

Si tienes la Strasbourg Pass podrás apreciar el espectáculo de los autómatas del Reloj Astronómico que da inicio a las 12 horas, y cuya duración es de unos 30 minutos. Los detalles de este apreciado aparato evidencian que esta obra maestra del Renacimiento, es el producto de una mezcla de grandes talentos: artistas, matemáticos, relojeros suizos, escultores, y pintores.

Reloj Astronómico en el interior de la Catedral de Estrasburgo.
Detalles del Reloj Astronómico en el interior de la Catedral de Estrasburgo.

Ver Estrasburgo desde las alturas sin hacer colas

Para ver Estrasburgo desde las alturas y sin hacer colas, entra con el mismo pase. Unas vistas espectaculares te esperan tras unos 332 escalones al estilo caracol. Podrás divisar la ciudad casi en su totalidad, incluso en días claros podrás ver la Selva Negra en Alemania. Es una experiencia increíble que no te puedes perder en lo absoluto.

Detalles desde la catedral.
Preciosas vistas de Estrasburgo.
Preciosas vistas de Estrasburgo.
Más vistas.
Estrasburgo desde las alturas de la catedral.
Estrasburgo desde las alturas de la catedral.

2. La catedral se Ilumina de una forma espectacular durante las noches de verano

Si estás planeando viajar a Estrasburgo en verano, hay un espectáculo gratuito organizado por el Ayuntamiento. Es una delicia que combina luz y sonido que se proyecta sobra la fachada de la catedral. Tiene una duración de unos 15 minutos que vale la pena apreciar, y que se repite varias veces cada noche.

Espectáculo de luces y sonido en la fachada de la Catedral de Estrasburgo.
Espectáculo de luces y sonido en la fachada de la Catedral de Estrasburgo.

Las luces representan paso a paso la historia de la misma catedral asociada con las épocas pasadas. Es bastante impresionante y bonito. Trata de ir temprano porque el espectáculo es en plena calle y tiene gran acogida, y más porque solo se da en el verano.

3. Sentir la esencia de la Petite France

Sin dudar, al buscar que ver y hacer en Estrasburgo, puse en la lista clásica de las cosas que no te puedes perder a este llamativo barrio con mucho encanto y digno de postales.

La Petite France en Estrasburgo, Francia.
La Petite France en Estrasburgo, Francia.

LaPetite France o la Pequeña Francia a orillas del río III, es una preciosa joya de la ciudad donde da la impresión que el tiempo se ha detenido, y sobre todo al ver sus casas o viviendas con entramados de madera al estilo alemán. Este barrio en la antigüedad era habitado por diversos curtidores, pescadores y molineros. Ahora da lugar a pequeños cafés, restaurantes con vistas a los canales, y decorados con bellas flores.

Postales de Estrasburgo.
Postales de Estrasburgo.

Pasear, descansar y sentir, son los tres verbos que plasman muy bien a este barrio de cuento en Estrasburgo.

Paseando por la Petite France.
Paseando por la Petite France.
Casas de entramado en Estrasburgo, Francia.
Casas de entramado en Estrasburgo, Francia.
Colores pasteles en la Petite France.
Colores pasteles en la Petite France.
Ventanas en la Petite France.
Ventanas en la Petite France.
Qué bella zona.

4. Los Puentes Cubiertos

Después de ver la Petite France, y un poco más allá sin regresar al centro histórico están los Ponts Couverts en francés, o lo que actualmente queda de ellos, las cuatro torres y las vistas son preciosas. Date un vuelta por allí sin prisas para contemplar también sus calles llenas de elegancia.

Los Ponts Couverts al atardecer.
Los Ponts Couverts de Estrasburgo al atardecer.
Los Ponts Couverts.
Los Ponts Couverts durante uno de los días del verano.
Los Ponts Couverts durante uno de los días del verano.
Los Ponts Couverts durante un día soleado.
Vista desde la terraza panorámica de la Barrage Vauban.
Embarcación fluvial en Estrasburgo vista desde la terraza panorámica de la Barrage Vauban.

5. La Barrage o Presa Vauban

Sin ir muy lejos desde los Puentes Cubiertos, tienes a tu disposición viajera, a un edificio pintoresco que no es otra cosa que la Presa Vauban, que sirvió en su momento como una esclusa, la cual permitía inundar al sur de la ciudad en casos necesarios.

Si subes a su terraza panorámica, cuya entrada es gratuita, y si vas al atardecer es un plus, podrás tener unas impactantes vistas de la ciudad y de sus preciosos canales. Desde allí también se observa a la catedral de Estrasburgo, que aun parece imponente dominando el “espacio” semi-aéreo de la capital de Alsacia.

Desde la terraza panorámica de la Barrage Vauban.
Desde la terraza panorámica de la Barrage o Presa Vauban.

6. El Museo Alsaciano

Entrar en las instalaciones del Museo Alsaciano es retroceder en el tiempo a través del arte popular y sus antiguas residencias al estilo estrasburgués, entre las que destacan con fuerza sus admirables entramados de madera.

En el interior se puede ver objetos que son testimonios de la vida tradicional con un mobiliario pintado, trajes, cerámica, y juguetes. Algunas de sus salas recrean el modo de vivir de las regiones de la Alsacia.

Un acierto para conocer esta preciosa región a través de su historia y costumbres.

Interior del Museo Alsaciano.
Interior del Museo Alsaciano.
Objetos en el museo alsaciano de Estrasburgo.
Objetos en el museo alsaciano de Estrasburgo.
Balcones en el Museo Alsaciano.
Balcones en el Museo Alsaciano.
Objetos decorativos en el museo.
Objetos decorativos en el museo.
Bellos detalles en el museo.
Bellos detalles en el museo.
La manera de vestirse en Alsacia.
La manera de vestirse en Alsacia.

7. Otros museos para aprender en Estrasburgo

Si aun hay tiempo para museos, considera visitar los siguientes:

– El Museo Tomi Ungerer, que a su vez es el Centro Internacional de Ilustración de las obras gráficas del hijo de Estrasburgo, Tomi Ungerer.

– El Palais Rohan que abarca el Museo Arqueológico, Museo de Artes Decorativas, y Museo de Bellas Artes.

– Así como el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, el Museo de Historia, el Museo Zoológico, el Gabinete de Láminas y Dibujos, o el Museo Casa de la Obra Notre-Dame.

En mi primer viaje a Estrasburgo solo visité el Museo Alsaciano, aunque en las próximas veces me gustaría visitar también los otros museos que acabo de mencionar.

Entrada a El Palais o Palacio Rohan.
Entrada a El Palais o Palacio Rohan.
El Palacio Rohan desde la parte trasera.
El Palacio Rohan de Estrasburgo desde la parte trasera.

8. Dar un paseo o navegar en barco por el río

Otra de las actividades para hacer en Estrasburgo y que está incluida en el pase turístico con la empresa Batorama, es un agradable paseo de 70 minutos en barco por la ciudad. El embarque se realiza cerca de la catedral junto al Palais Rohan (el Palacio Rohan).

Paseo en barco en Estrasburgo, Francia.
Paseo en barco en Estrasburgo, Francia.

A través de este trayecto verás varias caras o ángulos diferentes de Estrasburgo, pasando por varios lugares imprescindibles como la Petite France, los Ponts Couverts, la Barrage o Presa Vauban, la parte más nueva o moderna la “Neustadt”, el barrio imperial, y el barrio europeo o de la instituciones europeas, donde se encuentra la sede de la cámara principal del Parlamento Europeo.

9. Visitar el Parlamento Europeo

Uno de los lugares de interés que puede ver en Estrasburgo, es la visita al Parlamento Europeo, ya que esta urbe francesa alberga a uno de los edificios donde se toman las decisiones más importantes de la Unión Europea. Para llegar hasta allí puedes caminar o coger el tranvía.

Edificio del Parlamento Europeo en Estrasburgo desde el barco.
Edificio del Parlamento Europeo en Estrasburgo desde el barco.

No sé si a ti pero me fascina la arquitectura moderna y contemporánea, y esta construcción tiene ese estilo y además representa la cooperación europea.

Soy europeo.
Soy europeo.

La visita guiada es gratuita y se incluyen el Hemiciclo, el parlamentarium Simone Veil, y además de una charla sobre el trabajo y la labor del Parlamento Europeo.

La Cámara Principal del Parlamento Europeo en Estrasburgo.
La Cámara Principal del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Cuando estuve allí me sentí emocionado por la historia del edificio y su significado, además quería ver el lugar in situ donde nuestros representantes debaten, van creando nuevas y actualizando leyes y normas comunitarias que favorezcan a todos los europeos.

Un edificio "sin terminar" porque la Unión Europea es abierta.
Un edificio “sin terminar” porque la Unión Europea es abierta.

Si tienes interés en visitarlo, por aquí tienes el enlace para reservar.

Foto obtenida en una de las máquinas del parlamento europeo en Estrasburgo, Francia.
Foto obtenida en una de las máquinas del parlamento europeo en Estrasburgo, Francia.

10. Caminar y ver sus plazas con mucho encanto

Estrasburgo a pesar de ser pequeña comparadas con otras ciudades europeas, tiene varias plazas con encanto, las cuales no están muy lejos entre sí, las que te van a dar una gran idea de las diversas etapas que vivió y vive esta preciosa ciudad.

Las plazas más significativas son:

Place de la Cathédrale, es el núcleo de la ciudad y la más importante de Estrasburgo. Entre sus límites también esta la famosa Casa Kammerzell que aparece en diversas postales.

La Plaza Gutenberg, con la llamativa estatua de Johannes Gutenberg, padre de la imprenta moderna.

La Plaza Gutenberg.
La Plaza Gutenberg.

Place o Plaza de la Republique con su Palacio del Rhin (Rin en español) y la biblioteca universitaria.

La Place de Kléber, con el antiguo Conservatorio de Música que ocupa gran parte de la plaza.

Place du Marché Gayot a unos pocos pasos de la catedral, y cuyas tardes y noches se ponen muy animadas con bares y restaurantes.

La Place du Marché Gayot en Estrasburgo.
La Place du Marché Gayot.

La Plaza o Place de Borglie, con sus edificios emblemáticos como son la Ópera de Estrasburgo, el Ayuntamiento y el Banco de Francia en uno de sus laterales.

La Plaza o Place de Borglie en Estrasburgo.
La Plaza o Place de Borglie con la Ópera de Estrasburgo.

Algunas curiosidades de Estrasburgo

– Al día de hoy aún se puede escuchar aunque no entender, el idioma regional “El Alsaciano” un dialecto germánico hablado por más de 500 mil habitantes. Esta lengua fue creada entre los propios habitantes en las diferentes etapas que pasó la Alsacia, ya que cada “nueva” nación (Francia y Alemania) prohibía la lengua anterior.

– Si tomas la línea D del tranvía de Estrasburgo, y al llegar a la última estación, te bajarás en el país vecino, en Alemania, en un lugar llamado Kehl, a donde podrás ir a pasar el día o unas horas para conocer los imprescindibles de esta ciudad o pueblo alemán.

Tranvía en Estrasburgo de la línea D con dirección a Kehl, Alemania.
Tranvía en Estrasburgo de la línea D con dirección a Kehl, Alemania.

– Cuando estés en el tranvía, y si prestas un poco de atención, antes de cada parada lo anuncian con música clásica compuesta por el cantautor Rodolphe Burger, ideal para nuestros oídos.

– Una de las torres de la Catedral de Estrasburgo nunca se llegó a terminar por faltar fondos económicos. Una historia parecida a la Manquita o catedral de Málaga.

Solo una torre en la catedral de Estrasburgo.

Dónde y qué comer en Estrasburgo

Estrasburgo tiene una buena oferta gastronómica, pero te recomiendo que te alejes un poco de la plaza de la Catedral, ya que muchos de sus restaurantes tienen altos precios y los sabores no son tan locales. Recuerda comer y cenar más temprano que en España, porque en Francia los horarios de la comida giran alrededor de las 12 y la cena desde las 18 horas.

La Tarte Flambé en la Petite Mairie.
La Tarte Flambé en la Petite Mairie.

Una obligación culinaria, es probar la Tarte Flambé, uno de los platos más típicos de Alsacia, una delicia a toda regla, y tanto que la probé varias veces. Dicen que es parecido a las pizzas pero no tienen nada que ver, quizás en apariencia. Te recomiendo para comer en La Petite Mairie (8 Rue Brûlee).

Para bocadillos y algo más rápido está la Terrase des Rohans (Place du Marché aux Poissons) ubicada a un paso del embarcadero para el paseo en barco.

Terrase des Rohans (Place du Marché aux Poissons).

Y, ya que estás en el país de los crepes dulces o salados, acude a su llamado y date un capricho.

Dónde alojarse y dormir en Estrasburgo

Al viajar en verano a Estrasburgo, y al no reservar con anticipación no encontré alojamiento barato o económico en el centro de la ciudad, así que me alojé un poco a las afueras, a unos 6 kilómetros y cerca del aeropuerto. Fue en el Hotel Ibis Strasbourg Aéroport Le Zénith. Desde allí llegar al centro toma unos 20-25 minutos con el tranvía.

Este hotel incluyó el parking gratuito, así que puedes dejar el coche y moverte en transporte público. El personal del hotel te va a explicar con amabilidad el cómo llegar al centro de Estrasburgo sin complicaciones.

Para buscar otros hoteles o alojamiento con antelación puedes hacerlo a través de este enlace.

Cómo llegar a Estrasburgo

Llegar y moverse por Estrasburgo no es nada difícil, se encuentra a pocas horas de carretera y a menos de una hora de avión desde París, Lyon y varias ciudades alemanas, y está perfectamente comunicada por la red de carreteras y el tráfico aéreo o ferroviario. Desde Madrid, capital de España, se puede llegar a través de los vuelos de Iberia.

Por aquí tienes mñas detalles: cómo llegar a Estrasburgo desde España.

La belleza de Estrasburgo en verano.
La belleza de Estrasburgo en verano.

Si deseas un mapa de lugares imprescindible en Estrasburgo, puedes descargarla desde aquí: Mapa turístico de Estrasburgo.

Como ves, aunque tenía ganas, no llegué a visitar al menos uno de los pueblos más bonitos de la Alsacia, como puede ser Colmar.

Lo que si visité es Kehl en Alemania, porque estaba muy cerca, al otro lado de la frontera, al cual puedes llegar en tranvía desde Estrasburgo con la línea D.

Otros Artículos sobre Francia

Si tienes alguna duda o lo tuyo es hacer aportes, te espero en los comentarios, o a través de Instagram, Facebook y Twitter. Gracias por compartir en tus redes sociales.