Cancún ¿Quién no ha soñado con visitar esta zona alguna vez? Este paraíso mexicano bañado por el mar Caribe, y situado en la península de Yucatán en el Estado de Quintana Roo, aquí inicia la Experiencia The Westin Cancun

Playa en Cancún: Experiencia The Westin Cancun

Kilómetros de aguas cristalinas que bañan las playas de arena blanca y fina. Un sol majestuoso durante todo el año. Una rica y extensa cultura Maya muy cercana, que puedes ver a través de sus bellas huellas arqueológicas. Una gastronomía deliciosa.

Y por hacer, un sinfín de actividades.Todas las que se te ocurran. Jugar al golf, practicar equitación, tenis, o casi cualquier deporte náutico… o simplemente sentarte frente a sus infaltables y espectaculares amaneceres y puestas de sol.

Experiencia The Westin Cancún

Por los motivos mencionados, este paraíso ubicado en Cancún no podía esperar más; así que decidí visitarlo en cuando pudiera. Es así que el mes de Agosto del 2015 después de estar en unos magníficos días en San Francisco de Campeche, y a unas 5 horas en carro (Por una carretera con peajes o cuotas) llegué al Westin Cancún.

Entrada al Westin Cancún

Es muy conocido que en Cancún existen muchas y muy buenas cadenas hoteleras. Grandes complejos, todos ellos con excelentes vistas y por supuesto con buenos profesionales, pero esta vez, mi primera vez, opté vivirla en la Experiencia Westin Cancún (#WestinCancun).

¡Te invito a acompañarme!

The Westin Cancun

Este complejo, está situado en una zona tranquila entre el mar Caribe y La Laguna Nichupté, es uno de los primeros complejos que inician estos kilómetros de playas.

Bastante cercano al Aeropuerto Internacional de Cancún; el Westin, nos da la bienvenida, con su arquitectura sobria y elegante.

Parte del Lobby: Westin Cancún

Lobby The Westin Cancún

El gran, luminoso, y agradable Lobby nos esperaba con los brazos abiertos, al igual que todo el amable y sonriente personal del hotel.

Antonio en el Check-in desk en el Westin Cancún

Antonio en el Check-in desk The Westin Cancún

Tras la calurosa y profesional bienvenida; realizado el check-in, nos acompañaron a nuestro alojamiento. Una preciosa y confortable Suite Junior de unos 60 m2, situada en la planta quinta del edificio reservada especialmente para los clientes e invitados del programa de Starwood. 

Con todas las comodidades, amenidades y con vistas desde nuestra habitación hacia el mar Caribe, espectaculares. Un cuadro como pintado a mano que the Westin Cancún, te puede ofrecer.

Suite Junior en el Westin Cancun.

Suite Junior en The Westin Cancun.

Nos hubiéramos quedado horas contemplando y soñando, pero teníamos una cita my especial, en el Heavenly Spa, al que te confieso, llegamos un poco tarde.

En el Spa, de nuevo nos recibieron con gran profesionalidad y gran sonrisa; aquí nos entregamos al máximo relax, aprovechando todo un paquete completo y sus tratamientos. Masajes de casi una hora, Jacuzzi, Sauna… contando con equipamientos, servicios y personal, del más alto nivel.

Heavenly Spa en el Westin Cancún

Restaurante Arrecifes

El Restaurante Arrecifes nos esperaba a las 19.00 horas para nuestra cena. Decorado con la misma sobriedad y gusto, que el resto de instalaciones del hotel, fue el marco perfecto para disfrutar de las delicias ofrecidas por su reconocido chef; y que nos fueron servidas con la máxima profesión y atención.

Puedes ver un completo post sobre El Restaurante Arrecifes aquí. 

Salón del Restaurante Arrecifes en el Westin Cancún

Salón del Restaurante Arrecifes en The Westin Cancún.

Nos retiramos pronto a descansar. En nuestra elegante y completa Suite Junior. En nuestras confortables camas Heavenly Bed. Y oyendo la suave y relajante música del mar Caribe, que llegaba y deleitaba nuestros tímpanos a través del ventanal.

Heavenly Bed en el Westin Cancún

Heavenly Bed en The Westin Cancún.

Madrugamos…

Uno de los espectáculos que te recomiendo no perder, es el amanecer en the Westin Cancún. Cuando el sol llama a las puertas de un nuevo día. Sentados en la playa colindante y en la playa privada del Hotel, disfrutamos de una de las maravillas de la sabia Naturaleza.

Amanecer en el Westin Cancún.

Amanecer – The Westin Cancún

Amanecer en el Westin Cancún.

Amanecer The Westin Cancún.

Y llenos de belleza en las retinas, pero con el estómago un poco vacío, nos dirigimos al salón en el Restaurante El Palmar; donde nos ofrecieron un desayuno muy completo y de gran calidad.

Desayuno en el Restaurante El Palmar en el Westin Cancún

Desayuno en el Restaurante El Palmar – The Westin Cancún.

Desayuno en el Restaurante El Palmar en el Westin Cancún

Pudimos empezar con jugo de naranja recién exprimidos. Degustar infinidad de ensaladas vegetales y frutas, incluyendo casi todas las tropicales. Carnes, pescados, dulces y bollería artesana. Una variedad de té y café. No creo que faltara de nada. Y como siempre, disfrutando de un ambiente agradable y cosmopolita.

Salón en el Restaurante El Palmar del Westin Cancún.

Salón en el Restaurante El Palmar – The Westin Cancún.

Pudimos escoger una de las piscinas, con las que cuenta el hotel, o ir a jugar al tenis, también como parte de sus magníficas instalaciones; pero decidimos emplear el resto de nuestra mañana y parte de la tarde en la playa privada del hotel dándonos con alternancia, baños de sol y baños de agua del mar Caribe. Disfrutando también de su Royal Beach Club, de excelentes servicios y restauración.

Cancha de tenis en el Westin Cancún

Cancha de tenis – The Westin Cancún.

Playa privada del Royal Beach Club del Westin Cancún

La parte más tierna de la Experiencia Westin Cancún, fue saber que tienen un programa de liberación de tortugas, ayudándolos a su retorno al mar, aunque esta vez no he tenido la oportunidad de participar en la liberación, espero que sí en mi próxima estancia en este complejo hotelero. 

Liberación de tortugas en el Westin Cancún

Liberación de tortugas – The Westin Cancún.

Termino este artículo, con un sincero agradecimiento al personal del Westin Cancún, en especial a Nicolás Cejas, Gerente del hotel, por su personal recibimiento y por brindarnos todas las facilidades del caso para disfrutar de unos días inolvidables, en compañía de grandes amigos a los que espero volver a ver pronto.

A ti Zasha protagonista también de esta aventura, por tu amabilidad, y gestión de nuestra estancia en la Experiencia #WestinCancun.

Zasha y Bo en el Westin Cancun.

Zasha y Bo Saldaña – The Westin Cancún.

Datos Adicionales