Tetuán, la ciudad más auténtica al Norte de Marruecos pertenece a la región Tetuán – Tánger y, es de esos destinos menos masificado al otro lado del Estrecho de Gibraltar, el cual todavía conserva el estilo de vida tradicional desde hace siglos.

La plaza Mulay El Mehdi de Tetuán, la paloma blanca de Marruecos.

La autenticidad de Tetuán juega mucho a su favor para atraer viajeros y visitantes que aprecian las experiencias más reales, situación que no se encuentra fácilmente en otros lugares de Marruecos como Marrakech, por poner un ejemplo.

Un día cualquiera en la medina de Tetúan, Marruecos.

Además, su ubicación privilegiada sobre una pendiente al borde de la costa mediterránea, la hace más atractiva que antes, para explorar los alrededores y disfrutar de su cercanía a la bahía Tamuda Bay, con hoteles y resorts de lujo que forma parte de la próspera región Tetuán-Tánger.

El Cabo Negro desde el Hotel Sofitel Tamuda Bay.

Un viaje a la historia para entender Tetuán, al Norte de Marruecos

Tetuán fue fundada en el siglo XV por refugiados musulmanes y judíos que huían de la Andalucía cristiana tras ser expulsados de la península desde inicios del año 1492. Luego ocupada por los españoles durante casi dos siglos.

La historia de Tetuán refleja la verdadera naturaleza multicultural de Marruecos, y hoy en día cobra vida con sus grandes muestras de arquitectura, tiendas, restaurantes, arte, cultura, museos y monumentos de la ciudad.

Edificios en el Ensanche, en el centro de Tetuán.

En las décadas cercanas al año 2000, la mala reputación de Tetuán por una medina deteriorada, hacía alejar a los turistas con la consecuencia de tener una ciudad casi vacía.

Con fortuna, en los últimos años, Tetuán ha renacido prácticamente con restauraciones muy necesarias, y un ambiente nuevo y más acogedor que antes conservando su autenticidad que ya la caracterizaba durante el Protectorado Español, entre los años 1912 y 1958, cuya capital fue Tetuán.

Cine Español en Tetuán.
Detalles en Tetuán.
Una librería en las calles de Tetuán.

La medina de Tetuán, la más auténtica de Marruecos

La medina de Tetuán podría ser una de las más pequeñas de Marruecos, aunque sin dudar es la mejor conservada, la que lleva otro ritmo del tiempo con sus estrechas calles, su bullicio, su zoco, la más auténtica y completa del país.

Permanece intacta en gran parte desde el siglo XVII, salvo algunas reformas y restauraciones recientes. Esta preciosa medina de influencia andalusí está dentro del apreciado listado: Patrimonio de la Humanidad – UNESCO desde 1997.

La auténtica medina de Tetuán, en el norte de Marruecos.

Pasear por sus variados barrios étnicos: andaluces, bereberes y judíos que permanecen como hace siglos, es de las mejores experiencias que vivir en la ciudad. Asimismo, cada barrio en Tetuán tiene cuatro elementos básicos que puedes apreciar: una mezquita, un horno, un hammam, y una fuente de agua.

Murallas en la medina de Tetuán.

El blanco impoluto de muchas de sus construcciones nos recordará a los pueblos blancos de Andalucía y por este motivo también se la conoce como “la paloma blanca” debido a sus edificaciones pintadas de ese color.

Una de las mezquitas del centro y medina de Tetuán.
La puerta a una mezquita en Tetuán donde no pueden entrar los que no son musulmanes.
¿Y si regateamos en la medina de Tetuán?

Lo mejores museos de Tetuán

Museo de Arte Moderno:

Es un espacio para la conservación y la difusión del arte de la Escuela de Tetuán y está ubicado dentro de un edificio histórico de estilo neoárabe construido en 1918, proyectado por el arquitecto español Julio Rodríguez Roda en la época del Protectorado Español. La colección está constituida en base a cuatro salas, que muestran la actividad de cuatro generaciones de artistas.

Museo de Etnografía:

Una excelente manera de aprender sobre la historia y las tradiciones de Marruecos, es observar las colecciones más preciadas de sus comunidades antiguas. Dentro de las diversas salas se puede ver todo tipo de objetos, desde almohadas bordadas, hasta cestas decoradas a mano, armas, artesanías y artículos tradicionales para bodas.

Sonrisas de Marruecos en Tetuán.

Museo Arqueológico:

Este espacio cultural se dedica a explorar la etapa prehistórica de Tetuán, con exhibiciones de hermosos artefactos que muestran las raíces de la ciudad. Entre las piezas de colección se pueden destacar: antiguas monedas, artículos de cerámica, mosaicos, inscripciones antiguas y otras de incalculable valor.

Dar Sanaa, la Escuela Nacional de Artes y Oficios de Tetuán

Este es un buen lugar para obtener una idea más profunda de la cultura artística de Tetuán. Se trata del centro artesanal situado en un impresionante edificio hispano-morisco. Su apertura se dio en 1919 por el famoso pintor italiano Mariano Bertuchi, con el objetivo de preservar el patrimonio artístico en Tetuán.

En la actualidad, Dar Sanaa brinda una serie de cursos y talleres sobre las artes tradicionales marroquíes: trabajos en madera, pintura, cuero, bordados, entre otros.

Un marroquí con un sombrero típico. Se gana la vida cobrando por las fotos en la medina de Tetuán.
Sonidos de Marruecos en Tetuán.

Tamuda Bay, la bahía que da la hora en experiencias de lujo

Dada su ubicación muy cercana a Tetuán, esta apreciada bahía permite disfrutar de playas kilométricas de aguas cristalinas y arena fina como la playa M’diq en el pueblo de Rincón, que cuenta con un animado boulevard lleno de restaurantes y mucha vida local con vistas al Cabo Negro.

La playa de M’diq en el pueblo de Rincón. Bahía de Tamuda Bay en la región Tetuán-Tánger.

Así también de lujosos hoteles como el Hotel Sofitel Tamuda Bay Beach and Spa, cuyo vecino es el mismísimo monarca marroquí Mohamed VI, ya que desde 1999 tiene su principal residencia veraniega en una de las orillas de la playa mencionada.

Preciosa y espaciosa habitación en el Hotel Sofitel Tamuda Bay Beach.

A lo largo de la bahía, coexisten otros complejos hoteleros con servicios y prestaciones de gran lujo como The Ritz Carlton y Bayan Tree, que sumados al clima muy agradable durante todo el año y precios no desorbitantes, permiten mimarnos con grandes experiencias de lujo sin ir muy lejos de España.

Hotel Sofitel Tamuda Bay Beach.
Bo Saldaña en el Hotel Sofitel Tamuda Bay Beach.

Experiencias en las montañas del Rif

Dada su cercanía con las Montañas del Rif, viajar a Tetuán también da opciones para los ávidos visitantes que buscan algunas aventuras ofreciendo oportunidades de practicar senderismo y ciclismo de montaña.

Vistas desde las montañas cerca de Tetuán.

Los amantes de la naturaleza podrán disfrutar de una excelente potencial de la observación de aves y de espectaculares vistas panorámicas. Asimismo, tener experiencias más locales como probar la gastronomía de la mano de pobladores. O tomar el té a la menta al atardecer.

Comida tracional marroquí en las montañas del RIf muy cerca de Tetuán.
Té a la menta y otras delicias en el Cabo Negro.

Cómo llegar a Tetuán desde España

Desde Málaga existen vuelos directos durante varios días de la semana con Ryanair, igualmente vuelos sin escala a Tánger, a donde también llegan aviones desde Madrid y Barcelona, una ciudad marroquí que está a unos 45 minutos en coche desde Tetuán.

Aeropuerto Internacional de Tetuán, Marruecos. Junio de 2019.

Si optas por llegar en ferry, hay opciones desde algunos puertos de España que van hacia Tánger. Puedes buscar opciones por aquí.

Otros artículos sobre Marruecos

Consejos para viajar a Marruecos

Qué ver en Marrakech en 3 o 4 días

Qué platos típicos comer en Marruecos

Qué ver y hacer en Tánger

Chaouen, qué ver y hacer en la ciudad azul

Si tienes alguna duda o lo tuyo es hacer aportes, te espero en los comentarios, o a través de Instagram, Facebook y Twitter. Gracias por compartir en tus redes sociales.