Hace unos días a través de un mensaje en mi cuenta de Instagram, alguien me preguntó si yo era feliz viajando o si no me cansaba de viajar. Estas dos preguntas se resumieron en mi cerebro: ¿La felicidad es viajar por el mundo? En este artículo mis respuestas al respecto y algunas reflexiones sobre si el viajar nos hace felices, incluso más que el propio dinero. 

¿La felicidad es viajar por el mundo? Bo Saldaña en el desierto Wadi Rum, Jordania.

Cuando recibí esas dos preguntas, sentí mi cara más rojo que un tomate, y vino a mi mente, que a lo mejor la curiosidad venía acompañada por algún artículo o frases típicas de viajes como “Viajar da la Felicidad” o “Si no viajas no eres feliz“. 

Nada más lejos de la realidad…

También las uso y comparto en las redes sociales y hago oda al virus viajero. Estas historias son virales casi a diario en las redes sociales.

Una nueva corriente viajera muy puesto de moda, sobre todo desde que salió a la luz, el punto de vista y comprobación científica del ya famoso, y convertido en superhéroe de los viajeros empedernidos: Thomas Gilovich.

¿Aún no sabes quién es el padre moderno de la felicidad es solo viajar? 

Mira este artículo: Estudio afirma que la clave de la felicidad es viajando y no comprar compulsivamente.

Estoy seguro, que tú también te has preguntado lo mismo. ¿Verdad? 😉

¡Vamos al fondo de este asunto! 

Para esta doble disyuntiva, tengo dos contundentes respuestas: SÍ Y NO

Sí me hace feliz el viajar a mí, valga la redundancia. Aquí entro a detallar un poco.

Qué viajar me haga feliz, no quiere decir, ni tiene que ser así para ti o para alguien de tu familia, amigos, o tus vecinos ¿Eres feliz comprando y no viajando? Es tu forma de ser o sentirte feliz. 

Me hace muy feliz conocer nuevas ciudades, sus riquezas -no hablo de dinero- su gente y sus sonrisas.

Feliz de romper por mi cuenta o con la ayuda de otros, mitos y leyendas sobre muchos destinos. Y de lo que no vemos en la tele o en lo medios sociales. Muchas veces solo nos hacen ver las debilidades de los pueblos.

¿Acaso no tienen cosas buenas o fortalezas?

Yo creo que sí, por eso viajo…

Una pieza vikinga en Oslo.

Una pieza vikinga en Oslo, capital de Noruega.

Me hace feliz volar en un avión, aunque a veces me cansa las colas en los aeropuertos y entiendo el porqué de esas esperas. 

Feliz por recorrer el mundo. Creo que la felicidad no tiene explicación, ni lógicas, por eso no puedo decirlo en muchas palabras, porque eso lo vives, lo sientes, lo percibes, te alimenta, te rejuvenece el cerebro.

Y lo repito. A MÍ.

El blog de viajes es un forma de expresar, de devolver al mundo lo bien que me hace sentir, lo bien que me trata a través de sus sonrisas y almas.

A través de esta bitácora, trato de transmitir, las razones de viajar solo o con mamá, los beneficios y fortalezas de los viajes. Aunque créeme ¡No todo es perfecto!

También hay a quien le gusta o quiere viajar, pero siempre hay excusas para todo.  

Todo lo narrado, sería mi concepto de Felicidad asociada al viajar.

Respuesta a la segunda pregunta

Y, no me canso de viajar, aunque a veces pueda cansarme al final del día, seguro como a ti y a la mayoría que trabajamos por nuestros sueños, ya sea en una oficina o trabajando desde casa.

Creo que, no cansa algo que te hace feliz, algo que te apasiona, te hace sentir vivo, te da cosquillas en el estómago en las miles de veces, algo que siempre te mantiene en un estrés positivo, con esa adrenalina que te cambia la piel y te hace camaleónico.

Soy enamoradizo con casi cada destino, por eso no puedo, ni quiero cansarme. Lo que quiero es viajar por el mundo. ¿Hasta cuándo? Ni yo mismo lo sé.

Por todo eso, si tu eres feliz comprando, el trabajar en una oficina, esperando tus 30 días de vacaciones, saliendo con tu familia, y no viajando. Sigue con todo eso, es tu forma de ser y sentirte feliz y es lo que solo debe importarte.

Lo importante es ser feliz y no cansarte con lo que haces con pasión. Repito, si la Felicidad para mí es viajar, no tiene porque serlo para ti del mismo modo. ¿Estamos de acuerdo? Creo que la Felicidad está en uno mismo y cada uno conoce cuando está feliz.

Además si los más de 7 mil millones de habitantes de este precioso planeta, solo nos dedicaríamos a viajar o trabajar desde donde estemos al mismo tiempo ¿Qué sería del mundo? Los pilotos y los tripulantes, los médicos, los enfermeros, bomberos, profesores, policías, etc.

Suena raro esta última reflexión, pero es lo que pienso sobre si la felicidad es solo viajar.

Recuerda ¡Sé feliz con lo que hagas! Para todo lo demás, estoy por aquí.

A propósito ¿Qué te hace feliz o cuáles son tus claves para serlo?

Otros Artículos sobre Consejos Viajeros

Si tienes alguna duda o lo tuyo es hacer aportes, te espero en los comentarios, o a través de Instagram, Facebook y Twitter.

Gracias por compartir en tus redes sociales.