Viajar en ferry, ¿por qué cada vez más turistas apuestan por este medio?

viajar en ferry
Viajar en ferry: ventajas y desventajas.
Viajar en ferry es un medio de transporte de lo más tradicional que poco a poco, está calando en el corazón de los amantes de los viajes.

A la hora de visitar cualquier lugar, siempre pensamos en utilizar el coche, coger un autobús, un tren o incluso un avión. Sin embargo, los viajes en barco están ahí desde siglos acompañando al ser humano a la hora de descubrir nuevos lugares y rincones de todo el mundo.
 
Quizá por esa vuelta a lo tradicional, o quizá también por las numerosas ventajas que presenta, los turistas están optando cada vez más por viajar en ferry. Esta opción, que conecta dos destinos a través de mar, en cortas distancias, está ganando muchísimos adeptos.

¿Por qué? Ya lo adelanté, pero es obvio, por las ventajas que tiene.

Como llegar a Tánger desde Tarifa España en ferry.
Como llegar a Tánger desde Tarifa España en ferry.

Ventajas de viajar en ferry

Para empezar, es la forma ideal de visitar ciudades costeras. En España hay muchos puertos desde los que puedes acercarte como Málaga, en muy poco tiempo, a destinos de costa de ensueño.

De hecho, puedes comprar ahora mismo un ticket para un ferry Valencia Ibiza y visitar la isla en un santiamén.

Es así de sencillo, pero obviamente no es la única bondad que ofrece esta opción de transporte.

¿Coches a bordo?

Los ferries suelen ofrecer la opción de llevar tu propio coche a la embarcación. Así, cuando llegues a donde quieres ir, coges tu automóvil, sales y empiezas a circular por el lugar.

Con esa propuesta, se te abre todo un mundo de posibilidades: no vas a necesitar alquilar vehículos a donde vayas, ni tampoco depender del transporte urbano. Todo dependerá simplemente de ti y de tu coche.

¡Info!  Un traductor es el mejor aliado en nuestros viajes

Llevar mascotas

En algunos autobuses o aviones, es necesario cumplir con unos requisitos bastante estrictos, e incluso es posible que la experiencia del animal sea algo traumática. En un ferry, en cambio, es tan fácil como llevar a tu mascota contigo. Claro está, antes hay que consultarlo con los responsables de la línea.

El viaje se hace totalmente descansado, pudiendo disfrutar sin problemas de las vistas del mar, como también disfrutando de las instalaciones, tomando algo en la cafetería o en los bares que pueda haber en el barco. Si lo prefieres, incluso puedes dormir en el camarote mientras llegas.

Sin límites de equipaje

A todo esto hay que sumar además que no te vas a topar con los límites de equipaje que hay en los aviones, así que no habrá problema en llevar maletas bastante pesadas. También es importantísimo mencionar los precios, porque casi siempre es más económico coger un ferry que coger un vuelo, por ejemplo.

Te da más facilidades, te permite ir con tus mascotas, puedes descansar por el trayecto, disfrutar de las vistas y hasta ahorrar dinero o ganar en equipaje.

¿Hay alguna deventaja de viajar en ferry?

El único “pero” que podemos encontrar a los ferries al comparar con otros medios de transporte es que pueden ser algo más lentos y sus conexiones están limitadas a destinos costeros.

Pero, viendo todo lo demás, por supuesto vale la pena viajar en ferry. No sorprende en absoluto que estén ganando tantos adeptos en los últimos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like