Al buscar alojamiento para mi primer viaje a Berlín, lo hice de un momento a otro, a través de varias plataformas de reservas de hoteles, con el riesgo que conlleva, ya que sin la debida anticipación puedes encontrar un hotel a precios altos. Con un poco de paciencia pude encontrar y alojarme por tres días en el Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Terraza para fumadores o para esperar en el Scandic Berlin Kurfürstendamm

Fachada / Terraza para fumadores en el Scandic Berlin Kurfürstendamm

Datos del Scandic Berlin Kurfürstendamm

Ubicación

Tenía dudas por la ubicación del hotel, porque no está de forma precisa en pleno centro de Berlín, aunque si tengo que decir algo, nada en Berlín está en el centro, ya que al ser prácticamente nueva -lo digo porque fue reconstruida después de la Segunda Guerra Mundial- hay muchos lugares de interés dispersos en toda la ciudad.

Así que, según lo que vi, no hay lugar por excelencia para alojarse en la capital alemana, porque para ir de un sitio a otro hay que caminar mucho, o hacerlo a través del sistema de transporte público.

Las distancias en Berlín son ligeramente largas, por eso descarté pensar mucho en la ubicación del alojamiento, ya que estando en la zona de Kurfürstendamm donde está ubicado el hotel podía moverme con facilidad, ya que en apenas unos metros se encuentra una estación del Metro de la línea U3; a veces pasa también la línea U2, así que me fue fácil ir y venir a los lugares que estaba interesado.

U-Bhf Augsburger Strasse. La calle donde está el hotel.

Estación del Metro de Berlin. U-Bhf Augsburger Strasse. La calle donde está el hotel.

Cabe destacar que este hotel está a unos pasos del Zoológico de Berlín, y del Kurfürstendamm Boulevard, una vía comercial de la ex Berlín Occidental con muchas atracciones, teatros, tiendas, etc.

Habitación

La habitación que me asignaron en el Scandic Berlin Kurfürstendamm, fue muy cómoda, una Estándar (Standard) no tan amplia, con un confortable cuarto de baño con todo lo necesario para mi estancia, suficiente para pasar dos noches en tranquilidad, ya que el hotel está en una zona bastante apacible. Cuando abría las ventanas apenas podía distinguir algún bullicio, así que es un punto que valoro mucho.

Tenía además un escritorio que me vino muy bien para trabajar un rato por las mañanas, y en las noches antes de dormir.

Habitación Standard en el hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Cama de la habitación Standard en el hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Cómodo escritorio en el hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Cómodo escritorio.

Secadora en cuarto de baño del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Secadora en cuarto de baño.

Amenities en el cuarto de baño del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Amenities en el cuarto de baño.

Alimentación

Para quien gusta desayunar muy bien, este hotel tiene un desayuno buffet con una cuidada variedad para todos los gustos, panes, quesos deliciosos, salchichas, pescados marinados con hierbas, y un etcétera. Hasta vi unas botellas de champagne en una de las mesas. No sucumbí a la tentación, ya que no suelo beber ninguna bebida alcohólica a primeras horas del día. Después, quizás sí.

Uno de los salones del desayuno buffet del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Uno de los salones del desayuno buffet.

Yo que como ligero en el desayuno, me pareció súper bien, ya que no tenía que preocuparme donde desayunar afuera, porque a veces entre buscar y buscar en Tripadvisor o similares puedes perder tiempo, así que es un plus interesante desayunar muy bien en el hotel, así el apetito no vendría hasta la hora del almuerzo o comida.

Pescado marinado con hierbas, y jamones en el desayuno buffet del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Pescado marinado con hierbas, y jamones.

Pescado marinado con hierbas, y jamones en el desayuno buffet del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Variedad en el desayuno buffet.

Variedad en el desayuno buffet del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Variedad en el desayuno buffet.

Tienen varios salones para comer, y una bonita terraza, que me sirvió para las tardes de cervezas.

Ambientes

Los hoteles de origen escandinavos suelen tener un diseño sobrio, a la vez de elegante. Y hago énfasis que lo elegante no es sinónimo de cosas doradas o similares, o decoración tendiente a lo grotesco.

Este hotel me pareció moderno, con mobiliarios y decoración alternativos. Hasta tienen una mesa de futbolín en pleno salón.

Ambiente cerca de la recepción del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Ambiente cerca de la recepción.

Mesa del futbolín en la planta baja del hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Mesa del futbolín en la planta baja. ¿Jugamos un partido?

Toques modernos y sobrios en el hotel Scandic Berlin Kurfürstendamm.

Toques modernos y sobrios.

En una de las últimas plantas hay un Sauna y zona de Fitness, que no aproveché en este viaje a Berlín.

Y no menos importante: el Personal

En cuanto al personal de la recepción y del restaurante, siempre van con una sonrisa y dispuestos a ayudar. Por tanto, es fácil marcar diferencia con esos momentos de complicidad con los clientes, que se agradece y más aún estando tan poco tiempo en el hotel.

En general estoy muy satisfecho con este hotel. Por eso cuando vuelva a Berlín, está como primera opción para alojarme de nuevo. Asimismo considerar el hotel que tienen en el Potsdamer Platz. Decidiré según lo que me convenga de acuerdo a lo que busco en su momento.

Sin extenderme, y si necesitas más información respecto a este alojamiento, te invito a comprobarlo por ti mismo en la web del hotel.

Si tienes alguna duda o lo tuyo es hacer aportes, te espero en los comentarios.

Gracias por compartir en tus redes sociales.