Hace muchos años, al escuchar por primera vez sobre esta ciudad, decía que el nombre parecía sacado de un cuento, esos de hadas, de aquellas épocas medievales, o de la tramas más buscadas y famosas de Walt Disney, donde las brujas cobran un papel muy importante. Es más que seguro que has visto un corto, medio o largometraje de este horno americano de películas y series que te incitan a la imaginación, para este caso iremos a la realidad y veremos qué ver y hacer en Brujas la bella en un día. 

Qué ver y hacer en brujas en un día

La Medieval y Bella Brujas

Brujas, es una ciudad belga, capital de la provincia de Flandes Occidental, ubicada a unos 60 minutos aproximados en tren desde la Estación Bruselas Midi (Bruxelles-Midi). Puedes recorrer Brujas en un día completo para no ir con prisa.

Decidí ir en la mañana temprano y regresar por la tarde en pleno atardecer hacia Bruselas, la también bella capital de Bélgica.

Brujas, está llena de calles empedradas, románticos canales, mucho chocolate y gente animada, que te recibe con los brazos abiertos.

Calles empedradas en Brujas

Brujas, capital del chocolate

¿Seguro te preguntarás y por qué Brujas?

El nombre de esta hermosa ciudad, proviene del noruego antiguo “Bryggia” que significa puentes y sus relaciones como muelles, atracaderos, etc. 

Fui a Brujas, una mañana de invierno a finales de diciembre, y así inicié la visita a esta ciudad, donde el Neerlandés es el idioma oficial, más conocido como el Flamenco, aunque muchos de los habitantes también hablan otros idiomas: el Inglés, Francés, y el Español, así que no te será difícil entablar comunicación con los locales. 

Una de las calles en Brujas

Recuerdo que, el día anterior había agua-nevado en casi toda Bélgica, por tanto, hizo mucho frío, así que antes de seguir la visita en Brujas, entré en una de sus tantas tiendas, porque me hacía falta un abrigo.

Qué ver y hacer en Brujas en un día.

Después de tener el abrigo, seguí caminando hasta llegar a la Plaza Mayor, llamada Markt. Por ser época de Navidad, se encontraba llena de casetas de comida, artesanías, y sobre todo mucho chocolate.

Markt en Brujas

En medio del Markt, había una pista de patinaje sobre hielo, un espectáculo que siempre da gusto ver, me quedé más de una hora viendo como familias enteras se divertían, mientras tanto disfrutaba de unos Gofres con mucho chocolate. 

Pista de Patinaje en el Markt en Brujas

Estando aquí, es imposible no darse cuenta de un gran detalle, del Campanario y sus más de 80 metros de altura, uno de los símbolos de Brujas.

Cuando visites la ciudad, sube sus 300 y tantos escalones, tendrás unas espectaculares vistas, que te impresionarán.

El Campanario en Brujas

Y seguimos…

Estando casi dos horas por el Campanario, entre mirando y conversando con algunos locales, y después de comer las crujientes papas belgas y tomar algunas cervezas, me dirigí hacia la Plaza Burg.

En la Plaza Burg, se encuentra el edificio del Ayuntamiento (Stadhuis), que data del siglo XIV, siendo el más antiguo de Bélgica y en cuya fachada puedes apreciar sus 6 hermosas y largas ventanas góticas.

Vista del Ayuntamiento en Brujas

Asimismo, y sin ir muy lejos, te encuentras con la Basílica de la Santa Sangre, que comprende las Capillas de San Basilio y la Capilla de la Santa Sangre.  

Basílica de la Santa Sangre

Parte Trasera de la Basílica de la Santa Sangre

El casco antiguo de Brujas  ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad en el 2000.

¿Algo más?

Después de estar en la Plaza Burg, y visitar sus atracciones, ahora toca ir a más lugares de interés: a los canales, por los cuales, Brujas, es muy conocida.

Estos sitios los encuentro muy románticos, que te incitan a comprar una botella de vino y terminarla mientras disfrutas del día. 

Uno de los canales en Brujas

El Muelle del Rosario (Rozenhoedkaai), es el punto de embarque más famoso de Brujas, desde aquí puedes tomar una barco que te llevará por aproximadamente 40 minutos recorriendo los canales de esta medieval ciudad.

Aunque fue un día de invierno, hubo mucha gente esperando para embarcarse, así que mientras tanto puedes ir disfrutando del chocolate

Muelle del Rosario en Brujas

Ya casi llegó la hora de regresar a Bruselas, va cayendo la tarde y por supuesto, que no me iba ir de Brujas, sin visitar La Iglesia de Nuestra Señora, de estilo gótico con su torre de más de 100 metros. ¿Por qué?

La Iglesia de Nuestra Señora

Porque, en esta Iglesia, vine en busca de la Virgen con el Niño, obra del famoso Miguel Ángel, que en su momento, fue recuperada por un grupo de soldados, conocidos como los Hombres de los Monumentos en plena II Guerra Mundial.

Te recomiendo la película, protagonizada por George Clooney “The Monuments Men que te narra la historia de este acontecimiento. 

¡Qué obra más inmaculada y bonita!

La Iglesia de Nuestra Señora: La Virgen con el Niño

Antes de embarcarme en mi tren de regreso a Bruselas, un bello atardecer. 

¿Se puede pedir más?

Atardecer en Brujas

La próxima vez que viaje a Brujas, me gustaría quedarme más tiempo, al menos una noche o 24 horas, porque aunque alguien pueda decirme que no tiene mucha vida nocturna, siempre puedes arreglártelo para pasarlo bien. 

De seguro que en Brujas y a sus alrededores, hay mucho más para visitar y experimentar. 

Cómo llegar a Brujas desde Bruselas

Para llegar a Brujas desde Bruselas, lo puedes hacer en tu propio coche o de alquiler. En mi caso, fui en tren ida y vuelta desde la capital belga (Estación Bruxelles Midi). El precio total fue de unos 30 Euros ida el vuelta. El trayecto dura un aproximado de 60 minutos. Te dejo para que consultes el tiempo, más datos y precios, en la web de Belgian Rail.

¿Qué más añadirías para ver y hacer en Brujas en un día?

Si tienes alguna duda o lo tuyo es hacer aportes, te espero en los comentarios.

Gracias por compartir en tus redes sociales.